user_mobilelogo

Santo Domingo de Guzmán fundó en Toulousse la Orden de Predicadores, conocida por  Orden Dominicana y fue confirmada por el Papa Honorio III el 22 de diciembre de 1216. Se conocen como Dominicos a los miembros que la componen.

Los dominicos han destacado en el campo de la teología y la doctrina, fundando la Escuela de Salamanca de teología, filosofía y economía y participaron de forma activa en el Concilio Vaticano II contribuyendo al desarrollo del catolicismo contemporáneo. 

 

El lema de la orden es "Veritas", es decir, la Verdad. Otro lema con el que se identifica a la Orden Dominica es “Laudare, benedicere, praedicare” (“alabar, bendecir, predicar’”). 

Tres años después de la fundación de la orden, en el 1.219, ya está datada la presencia de los dominicos en Zaragoza. La tradición dice que fue consecuencia del paso del propio Santo Domingo por la ciudad.

Se ubicaron en la ermita conocida como del Olivar y posteriormente se asentaron junto a las murallas que protegían el nuevo barrio cristiano, puesto bajo la protección de San Pablo, donde se construyó el convento de Predicadores. La calle Predicadores de la ciudad es un recuerdo de dicho convento dominico en Zaragoza.

A finales del siglo XVI, bajo la labor de Fray Jerónimo Xavierre, se fundaron dos importantes colegios universitarios: el de San Vicente Ferrer para estudiantes dominicos  y el de San Jerónimo para universitarios seglares; fundándose en los primeros años del siglo XVII el convento de San Ildefonso, lo que hoy sería la parroquia de Santiago el Mayor de la capital del Ebro.

En la ciudad de Zaragoza, históricamente, los dominicos se distinguieron por su labor popular como pacificadores en movimientos antifeudales y frente a tumultos populares.

 

Con la supresión de las órdenes religiosas en España, en 1835 se interrumpió su trayectoria en la ciudad de Zaragoza y no fue hasta más de un siglo después, en el año 1942, cuando volvieron a la ciudad.

El día 29 de junio de 1943 era bendecida y colocada la primera piedra del Colegio Cardenal Xavierre, situado en la plaza San Francisco y que hoy sigue siendo la sede de la institución en la ciudad.

El colegio de Enseñanza inició su actividad en 1945 en el nivel de Enseñanza Elemental y con  un grupo de 17 alumnos. El paulatino crecimiento en niveles y alumnos del Colegio de Enseñanza tuvo como resultado el reconocimiento oficial por parte del Estado en 1.956; aceptado como Colegio de Enseñanza Media con la categoría de Superior reconocido.

El crecimiento de la institución docente supuso que en el año 1965, tras dos años de obras, se inagurase la ampliación del edificio colegial, adquiriendo la forma que hoy ocupa en la plaza San Francisco. Sin embargo, esta no fue su última obra emblemática en el Colegio, destacando la inauguración del pabellón cubierto en 1.995 viniendo a sustituir a los emblemáticos y recordados “campos de Valdespartera”.

El Colegio fue autorizado en 1978 para impartir las enseñanzas de B.U.P. y C.O.U. en régimen de coeducación. Siendo en 1986 cuando se introdujo la modalidad de carácter mixto también a Infantil y toda la E.G.B.

Su reconocimiento como centro concertado para impartir las enseñanzas de niveles obligatorios fue en el año 1986. En la actualidad, el colegio cuenta con 740 alumnos y 41 profesores, imparte enseñanzas en los niveles de Educación Infantil (de 3, 4 y 5 años), Educación Primaria, E.S.O. y Bachillerato.